Bolsa de Caridad

Naturaleza y articulación de la Bolsa de Caridad

La organización y ejecución directa de las actividades asistenciales o caritativas de la Pontificia Archicofradía Sacramental del Stmo. Cristo de la Redención y Ntra. Sra. de los Dolores están encomendadas a la Bolsa de Caridad de la propia Archicofradía, la cual fue fundada en 1977 mediante su articulación en los Estatutos de la Hermandad.

Así, dicha Bolsa de Caridad constituye un órgano autónomo de dicha Archicofradía conforme a lo previsto en las reglas 78 a 91 de sus vigentes Estatutos, si bien sus directrices son marcadas y su gestión es supervisada por la Junta de Gobierno y el Cabildo General de Hermanos.

Como tal órgano autónomo, cuenta con Presidencia ejecutiva, Secretaría y Tesorería propias, así como con una decena de vocales todos hermanos de la Corporación, algunos pertenecientes a la Junta de Gobierno de la Archicofradía y otros no.

La Presidencia nata de la Bolsa de Caridad corresponde indefectiblemente al hermano mayor de la Archicofradía, y la Presidencia ejecutiva al vocal de Caridad de la Junta de Gobierno. También es miembro nato de la Bolsa de Caridad el tercer teniente de hermano mayor, responsable de las áreas de Caridad, Formación y Relaciones Institucionales.

La Bolsa de Caridad se financia a través de la aportación de un porcentaje variable de los ingresos por cuotas de luminaria de los hermanos de la Archicofradía, las suscripciones de socios benefactores de la propia Bolsa, los donativos recogidos en los cultos que celebra la Archicofradía y los recaudaciones de actividades organizadas ex profeso por la misma.

Los campos de acción estatutariamente previstos como prioritarios para la Bolsa de Caridad son los constituidos por la atención a las necesidades de los propios hermanos de la Archicofradía y los feligreses de la parroquia de San Juan, así como por la colaboración permanente con las labores desempeñadas por la Cáritas de la misma parroquia y la Congregación de Hermanas de la Cruz, con la que la Archicofradía mantiene fraternales vínculos desde 1978.

Las principales actividades asistenciales de la Bolsa de Caridad de la Archicofradía a fecha de octubre de 2013 son las siguientes:

- Atención directa a hermanos de la Archicofradía en situación de necesidad.

Actualmente se mantiene un régimen regular de ayudas económicas directas y mensuales a varias familias, así como se dispensan numerosas ayudas eventuales a personas necesitadas que así lo solicitan.

- Colaboración e integración con Cáritas Parroquial de San Juan Bautista.

Cinco de los siete voluntarios que conforman el equipo de Cáritas de la parroquia de S. Juan son miembros de la Bolsa, entre ellos y actualmente la directora, la tesorera y el secretario de dicha Cáritas Parroquial. —Dicha Cáritas Parroquial fue creada por la Bolsa de Caridad de la Archicofradía en enero del año 2001, pues anteriormente no existía—.

Este mismo equipo ha organizado la impartición de cursos de formación básica para personas en riesgo de exclusión social atendidas por las Cáritas parroquiales del Arciprestazgo de Sta. María de la Victoria (Distrito Centro de Málaga capital), cuyos monitores, todos voluntarios, son también hermanos de la Archicofradía.

Para la Cáritas Parroquial y desde hace casi una década, la Bolsa organiza anualmente dos campañas de recogida de fondos, una realizada entre los participantes en la procesión del Viernes Santo de la Archicofradía y otra desarrollada como cuestación pública en las calles del Centro Histórico de Málaga en el sábado anterior a la fiesta de Navidad.

- Colaboración con la Congregación de Hermanas de la Cruz. 

Actualmente se aportan diversos donativos en cada anualidad a esta Orden, así como se atienden puntualmente, mediante derivación, a diversas familias acogidas por las monjas.

La actividad anual más relevante que desde hace dos décadas realiza la Bolsa para familias atendidas por las Hermanas de la Cruz es la relativa a la campaña de Reyes, mediante la cual se obsequian juguetes, ropas y calzado a niños menores de 12 años. Los niños rellenan sus cartas de Reyes, las cuales luego son distribuidas a hermanos de la Archicofradía, quienes compran los regalos como si se tratara de hijos suyos para su posterior entrega personalizada a los niños en un acto de carácter catequético y lúdico que se celebra en la parroquia de S. Juan cada seis de enero. En enero de 2013 han sido casi centenar y medio los niños atendidos, si bien una veintena de ellos pertenecía a familias atendidas por la Cáritas Parroquial.

- Participación en el Economato Social de la Fundación Corinto.

La Archicofradía es una de las 27 hermandades patronas de la Fundación Corinto desde la creación de su Economato Social en 2011. Así, dos miembros de la Bolsa pertenecen al equipo de la Gerencia de la Fundación desde su gestación en el año 2010 y otros tres hermanos prestan servicio como voluntarios.

Actualmente, las ayudas para la adquisición de productos de primera necesidad —alimentos y productos de higiene personal y doméstica— que propicia el Economato es facilitada por la Bolsa de Caridad de la Archicofradía a una media mensual de 50 familias, de las que la mayor parte son financiadas exclusivamente por dicha Bolsa de Caridad, en tanto que el resto lo son en colaboración con Cáritas Parroquial de S. Juan y los Servicios Generales de Cáritas Diocesana.

Para financiar las compras mensuales de las familias beneficiarias, la Bolsa de Caridad ha creado un sistema de “padrinazgo” específico y finalista, consistente en que hermanos de la Archicofradía sean suscriptores permanentes con cuyos donativos se subvencionan las compras de las familias atendidas.  Dicho sistema de “padrinazgo” está basado en la idea de ofrecer a los cofrades un mecanismo concreto y directo para concienciarse y ejercitar el principio cristiano de compartir con los hermanos.

La facturación de las ayudas a estas familias supone la aportación de casi 2.000 euros mensuales de los que la Archicofradía financia la mayor parte.

- Pastoral de la Salud.

Otra actividad que han venido realizando varios vocales de la Bolsa de Caridad es la atención y el acompañamiento de ancianos y enfermos de la feligresía en colaboración con el Sr. Cura Párroco y con los Servicios Sociales del Ayuntamiento, si bien en los últimos meses esta actividad ha decaído por la disminución de ancianos a atender, pues algunos han fallecido y otros se han trasladado.

- Gesto caritativo y extraordinario por la Conmemoración del XXV Aniversario de la Bendición de la imagen del Stmo. Cristo de la Redención.

En razón de que la Compañía de Jesús apadrinó en 1987 la Bendición de la imagen del Cristo de la Redención, al conmemorarse la efemérides del XXV aniversario de tal hecho en el año 2012, la Archicofradía realizó un gesto solidario y extraordinario para colaborar con una obra asistencial promovida por dicha Orden religiosa.

Así, mediante la colaboración de la Bolsa de Caridad de la Archicofradía con las ONGs jesuíticas Entreculturas y Servicio de Atención al Refugiado, la Archicofradía ha financiado el equipamiento de una escuela en la región de Kivu, sita en la República Democrática del Congo, una de las zonas más pobres del planeta tras décadas de guerra.

El presupuesto de esta aportación extra, no incluida en el Balance de Cuentas de la Bolsa de Caridad, sumó 3.000 euros. Su entrega efectiva al delegado local de Entreculturas tuvo lugar el domingo 27 de enero de 2013, coincidiendo con la culminación del anual quinario al Cristo de la Redención.

[Folleto suscripción]